¿Es posible congelar rábanos? – . € €

Los rábanos son el complemento perfecto para tu plan de alimentación. Contribuyen en gran medida a la buena salud y tienen bastante presencia en la historia. Estas golosinas crujientes están llenas de calcio, potasio, vitamina C, fibra y ácido fólico. Cada uno de los nutrientes que contiene la hace merecedora de nuestra atención. Además de comerlos solos, también puedes combinar los rábanos con otros ingredientes para hacer una comida deliciosa.

Sin embargo, los rábanos tienen una vida limitada que pueden sobrevivir cuando se almacenan a temperatura ambiente. Si tienes una gran cantidad de rábanos en casa (por el motivo que sea), debes guardarlos para que no se echen a perder. Hay varias formas de conservar los rábanos, y es posible que se pregunte si la congelación es una de ellas.

¿Es posible congelar rábanos? Sí, puedes congelar rábanos. Congelarlos proporcionará hasta 6 meses de conservación de calidad. Si no le importa la conservación a largo plazo, puede poner los rábanos en el refrigerador; esto le da alrededor de 2 semanas de almacenamiento.

Curiosamente, los rábanos también se pueden conservar enterrándolos en el suelo; más sobre esto más adelante en el artículo. Sin ser congelados, refrigerados o enterrados en el suelo, sus rábanos pueden sobrevivir hasta 3 días.

Hay pasos que debes seguir si quieres conservar los rábanos congelados. Sin embargo, debes saber que la textura crujiente del rábano inevitablemente disminuirá después de pasar un tiempo en el congelador. Para disfrutar de un rábano crujiente, es mejor comerlo temprano en la congelación.

Rábanos congelados

Como se indicó anteriormente, los rábanos se pueden conservar congelando. Sin embargo, debe seguir los pasos apropiados si desea obtener los mejores resultados. Si vas a usar rábanos pronto, simplemente déjalos a temperatura ambiente; los rábanos tardarán unos 3 días en echarse a perder. El enfriamiento también le brinda alrededor de una semana de almacenamiento antes de que los rábanos se echen a perder.

Independientemente de todas las otras alternativas para mantener el rábano a largo plazo, la congelación es absolutamente la mejor; aunque no proporciona la mejor calidad. Si va a preparar ensaladas de rábano fresco, es mejor usar el rábano inmediatamente mientras aún está fresco. La congelación es una opción más adecuada si planea cocinar con rábanos más tarde.

Cómo congelar rábanos

Al congelar rábanos, es importante seguir los pasos correctos. Si los congela incorrectamente, los rábanos perderán rápidamente su sabor y textura originales.

Si bien la textura definitivamente cambiará eventualmente, aún puede reducir el ritmo del cambio congelándolo adecuadamente. Aquí hay algunos pasos simples a seguir cuando desee congelar rábanos:

  • Primero, comienza limpiando la suciedad de los rábanos. No tiene sentido poner rábanos sucios directamente en el congelador. Esto estropeará el congelador y le dará más trabajo para hacer más tarde. Si compró rábanos en el supermercado, es posible que no estén tan sucios como cuando los recogió de su jardín. Puede usar agua fría para lavar la suciedad. Coloque los rábanos bajo el chorro de agua y lávelos hasta que estén lo suficientemente limpios.
  • Ahora que los rábanos están limpios, corta la punta de la raíz y el tallo. Recuerda que no puedes pelar el rábano. Solo recórtalo para que quede más ordenado. Una vez que coloques los rábanos en el congelador, contarás con su piel como protección adicional.
  • En lugar de congelar todo el rábano, es mejor cortarlo en tamaños más pequeños. Puede dividirlo por la mitad o recortarlo en unas cuatro piezas. La razón para cortarlos a un tamaño más pequeño es que congelarlos enteros hace que la piel se agriete.
  • El siguiente paso es blanquear los rábanos. ¿Qué significa? Para blanquear los rábanos, colócalos en un recipiente con agua hirviendo durante unos 4 minutos. El escaldado de rábanos funciona al ralentizar el ritmo de maduración. Si logra retrasar la maduración de los rábanos, los rábanos durarán más en el congelador. El escaldado también conserva el color original de los rábanos.
  • Después de 4 minutos, retire los rábanos del agua hirviendo y colóquelos en un recipiente con agua helada. Cuando los rábanos se hayan enfriado, vierta el agua y déjela secar.
  • Finalmente, tome los pedazos de rábanos blanqueados y asegúrelos en bolsas para congelar con cierre hermético. También puede escribir la fecha actual en las bolsas del congelador para que sea más fácil controlar el tiempo.

Cómo descongelar rábanos congelados

Descongelar rábanos congelados es un proceso simple y sin complicaciones. Cuando esté listo para usar los rábanos congelados, sáquelos del congelador y sumérjalos en agua fría. Este proceso es bastante rápido y los rábanos se descongelarán en poco tiempo.

Debes saber que no puedes recuperar la misma calidad después de congelar los rábanos. Si desea obtener el sabor a rábano más fresco, debe cocinarlo y comerlo de inmediato.

Cómo almacenar rábanos en la tierra.

Una alternativa eficaz a la congelación es mantener los rábanos en el suelo. Es una forma interesante y eficaz de conservar los rábanos: da unos 3 meses de almacenamiento. Aquí hay algunos pasos simples que puede seguir cuando quiera mantener los rábanos en el suelo:

  • Obtenga una caja que sea lo suficientemente grande para contener todos los rábanos y coloque tierra húmeda en ella.
  • Luego ponga los rábanos que desea mantener en el suelo; que todo el cuerpo del rábano se cubra con tierra, pero las partes verdes pueden estar arriba.
  • Localiza una parte oscura de la casa, como el sótano, y coloca una caja llena de tierra.
  • Asegúrate de que la tierra esté húmeda de vez en cuando.


Publicaciones Similares