¿Es posible congelar arándanos? – . € €

Los meses de otoño-invierno marcan el comienzo de la temporada de arándanos. Los arándanos son bayas pequeñas, de color rojo brillante y jugosas llenas de un montón de bondad. Los arándanos son perfectos para cupcakes, muffins, galletas, avena, yogures y batidos. También son perfectos para salsas, pasteles y mermeladas. También se puede comer como un manjar crudo.

Los arándanos tienen mucho sabor para su tamaño, por lo que es una pena que tengan una temporada tan corta y no tengan una vida útil larga. Entonces, ¿cómo mantienes esas bombas de sabor agrio cuando está fuera de temporada?

¿Es posible congelar arándanos? Sí tu puedes. La congelación ayuda a mantener el sabor agrio, el color y el sabor de estas frutas durante todo el año. Los arándanos correctamente congelados pueden sobrevivir en el congelador durante 12 meses. Te sorprenderá saber que los arándanos congelados funcionarán en casi cualquier receta que requiera arándanos frescos.

Los arándanos no solo deben ser un pastel de frutas especial en una cena de acción de gracias. Puede ser más que eso, y puede convertirse en el elemento básico de todos los días de su cocina con la congelación adecuada. Los arándanos congelados se pueden comprar en tiendas de todo el mundo, aunque no están disponibles en todas las tiendas de EE. UU. Es una gran idea ejecutar el proceso de congelación usted mismo y disfrutar de arándanos frescos que no hayan sido contaminados con conservantes.

Cómo congelar arándanos

La temporada de arándanos frescos suele terminar entre el Día de Acción de Gracias y Navidad. Por eso están muy presentes en las recetas para estos periodos festivos. Pero al congelarlos, puede hacer que los arándanos estén disponibles todo el año. Aquí hay pasos simples sobre cómo congelar arándanos.

Paso 1: Lavar la fruta

Si compra arándanos en la tienda o los cosecha del jardín, de cualquier manera que los tenga, debe lavarlos. Lave los arándanos con agua corriente y frote bien. Vierta la fruta en un colador, enjuague y deje escurrir. Luego limpie los arándanos con una toalla de cocina seca para secarlos.

Paso 2: Flash de congelación

Los arándanos tienden a pegarse cuando se congelan. Esto puede crear dificultades cuando desea utilizar arándanos congelados. Por ejemplo, obtener una medida precisa puede significar tener que descongelar todo el paquete. Esta actividad se puede prevenir mediante la congelación rápida.

Extienda los arándanos uno a la vez con suficiente espacio entre ellos en bandejas para hornear forradas con papel encerado. El papel encerado está diseñado para evitar que los arándanos se peguen a las hojas. Asegúrese de que la hoja tenga bordes afilados que puedan evitar que los arándanos se caigan de la hoja en el congelador.

Congele los arándanos de esta manera por no más de 8 horas para evitar que se quemen en el congelador.

Paso 3: Almacenamiento

Empaque los arándanos medio congelados en bolsas Ziploc o bolsas herméticas para congelar. Retire todo el aire posible de las bolsas antes de cerrarlas. Marca las bolsas con una cuchilla afilada detallando el contenido y la fecha de congelación para que puedas llevar un registro de cuánto tiempo las has almacenado.

Envasar arándanos en azúcar o almíbar

El empaque adecuado ayuda a que las bayas conserven su sabor durante el almacenamiento. El primer paso en jarabe de embalaje es preparar el almíbar. Puedes hacerlo calentando una parte de azúcar y tres o cuatro partes de agua hasta que el azúcar se disuelva por completo en el agua.

Sumerja los arándanos en el almíbar en recipientes de plástico para congelar antes de congelarlos. El arándano rojo en almíbar se puede utilizar como salsa de arándanos o como aderezo para postres.

Envasar arándanos en azúcar es bastante diferente a envasarlos en almíbar. Vierta los arándanos en los recipientes de plástico del congelador y luego agregue el azúcar. Mezcla el azúcar con los arándanos hasta que se disuelva. Está bien si el azúcar no se disuelve por completo, puede derretirse cuando se congela.

No necesitas una habilidad especial para congelar arándanos. Tampoco necesitas ningún equipo especial. Gracias a los artículos que encuentras en tu cocina, puedes congelar correctamente los arándanos.

Cómo descongelar arándanos congelados

El arándano congelado es bastante bueno tal como está; congelado. Los arándanos congelados son perfectos para hornear, ya que pueden hervir y no se decoloran demasiado en la comida. Son perfectos como salsa de arándanos, cupcakes, pasteles, tartas y más.

Si siente la necesidad de descongelar las bayas antes de usarlas, póngalas en el refrigerador durante dos horas. Coloque las bayas en un colador, enjuague las bayas con agua fría y escurra el agua. Coloque las bayas en la encimera y séquelas al aire o séquelas con una toalla.

¿Cómo endulzar los arándanos crudos?

Los arándanos crudos se pueden endulzar con azúcar. Hornee las bayas en un horno precalentado a 400 ° F durante 15-20 minutos, controle hasta que estén suaves y ligeramente caramelizadas.

Aquí hay otro método que puede usar. Agregue una taza de azúcar a tres tazas de arándanos crudos en una cacerola y cocine a fuego medio. Revuelve la mezcla hasta que el azúcar se disuelva, pero asegúrate de que los arándanos sigan intactos. Esto endulzará tus arándanos crudos.

¿Cómo reconocer un arándano malo?

Los arándanos malos se volverán blandos y blandos. También crearán una apariencia extraña o un olor extraño. Siempre puede revisar las bayas en busca de signos de moho para ver si se han echado a perder o no. Si ve signos de moho acompañados de una textura súper suave o blanda, deséchelos.


Publicaciones Similares